Laboratorio de Bio-Robótica, el lugar donde los robots cobran vida

Observar los movimientos de los seres vivos que hay en la naturaleza para trasladarlos a los mecanismos del funcionamiento de un robot, es uno de los ejes principales en el que trabajan estudiantes e investigadores en el Laboratorio de Bio-Robótica del posgrado de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


Robot Justina

En dicho laboratorio se realiza colaboración y se aprovecha el conocimiento de diversas carreras como veterinaria, biología, medicina, artes plásticas, ingeniería, entre otras disciplinas que han intervenido en la creación de proyectos y desarrollo de algoritmos que mejoren el funcionamiento e imagen de los robots que se construyen en este espacio, menciona el titular del laboratorio, Jesús Savage Carmona.
Originalmente este recinto llevaba por nombre Laboratorio de Interfaz Inteligente en el que se realizaba investigación en ambientes virtuales y robots como agentes inteligentes con apoyo de la Universidad de Washington, en Seattle, y del Human Interface Technology Lab (HITLab).

Tiempo después se empezaron a adquirir robots móviles y también a fabricarlos para darle paso en el año 2000 a la creación del Laboratorio de Bio-Robótica, agrega el también profesor de la Facultad de Ingeniería.

Dentro de los primeros proyectos que se realizaron en este laboratorio para trabajar con aspectos en biorrobótica fue con la interacción de un perro de raza pastor alemán, que se encontraba en las instalaciones de la Facultad de Ingeniería, al cual se le colocó un dispositivo fuera de cuerpo (radioportátil) para entrenarlo a través de las instrucciones que eran emitidas por el aparato.


Watson

La idea de esta prueba, comenta Savage Carmona, es que este mismo ejercicio también podría ser trasladado a una computadora que le enviara comandos a un robot para que realizara rondines de vigilancia o solo fuera de un lugar a otro.
Se crea la Federación Mexicana de Robótica (FDR)
Una vez que el Laboratorio de Bio-Robótica entra en operaciones formalmente, surge la idea de realizar competencias de robótica para estudiantes, lo cual implicó buscar la participación y asociación de colegas de otras universidades, con lo que tuvieron gran éxito ya que al tener congregadas en un solo lugar a personas especializadas en el ramo, se decide crear la Federación Mexicana de Robótica (FMR), que actualmente es una de las organizaciones más importantes de robótica en el país la cual organiza el Torneo Mexicano de Robótica, comenta Jesús Savage.
Es así que gracias a la influencia de la FMR, en el año 2012 se logra traer a México el RoboCup, la competencia más importante a nivel mundial en robótica, cuyo objetivo es que en el año 2050 el campeón del mundo de futbol tenga un partido con un equipo formado por robots y estos ganen, agrega el titular.


Detalla que el objetivo es ver el potencial de que estos autómatas puedan ayudar en diversas actividades que realizan las personas, aunque este proyecto es a largo plazo, como la idea que tuvo un grupo de científicos que en los años cincuenta propuso que en menos de 50 años un campeón del mundo de ajedrez sería vencido por una computadora, entonces Deep Blue venció a Gary Kasparov en el año de 1997.

Justina y NimbRo-OP

 

Actualmente en el laboratorio, estudiantes de maestría en ciencias e ingeniería de la computación y de licenciatura en ingeniería eléctrica, electrónica y mecatrónica, se encuentran trabajando en el desarrollo de un robot de servicio llamado Justina, el cual está pensado que en un futuro pueda estar en lugares como casas y oficinas con la intención de ayudar en actividades que requieran personas como adultos mayores, enfermos u otro tipo de público que necesite de algún tipo de servicio o atención.
Justina es capaz de reconocer algunos objetos, registrar rostros de personas y evadir obstáculos. Este robot participará próximamente en el RoboCup 2016 en Alemania, razón por la que los estudiantes trabajan para afinar detalles.

Alumnos del posgrado de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNAM, en colaboración con estudiantes de la Universidad La Salle y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), se encuentran trabajando en las mejoras de un robot humanoide llamado NimbRo-OP de fabricación alemana, el cual está diseñado para participar en competencias de futbol.
En lo que respecta al trabajo que realizan los estudiantes de la Facultad de Ingeniería, en el Laboratorio de Bio-Robótica trabajan en el mejoramiento de los movimientos bípedo humanoide de NimbRo-OP, basándose en una técnica llamada neuroevaluación, la cual consiste en evolucionar redes neuronales, a partir de algoritmos genéticos.

Por Eduardo Piña, Ciudad de México. 22 de marzo de 2016 Agencia Informativa Conacyt

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s