Robots de oro de manufactura Mexicana

Jóvenes entusiastas del Instituto Tecnológico Nacional (Tecnm) pusieron en alto el nombre de México en el torneo mundial de robótica RobotChallenge 2016 en Viena, Austria, al conseguir cuatro medallas: dos de oro, una de plata y otra de bronce.

banner-robots-mexicanos-oro

La competencia, que se realizó el 12 y 13 de marzo del presente año, está conformada por 14 categorías y recibió a la delegación mexicana constituida por nueve alumnos y un asesor del Instituto Tecnológico Superior de Poza Rica, Veracruz, en un encuentro en el que se midieron con más de dos mil robots de 56 países, en el que obtuvieron medalla de oro en las categorías de Seguidor de Línea con su prototipo llamado XF-11 y Microsumo con el robot TOM, mismos que superaron a los contrincantes de Rumania y Eslovenia.

En la categoría de Carrera de Humanoides, ganaron el segundo y tercer lugar con los robots Mayk y El Chavo, quienes tuvieron que recorrer una pista de dos metros de largo con un tiempo cronometrado de 08:29 segundos y 12:46 segundos, respectivamente.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Jorge Domínguez Hernández, encargado y asesor del Laboratorio de Mecatrónica y Robótica del Instituto Tecnológico Superior de Poza Rica, Veracruz, expresa su orgullo y satisfacción por los resultados que lograron sus alumnos en esta competencia al superar las expectativas de los jueces y que fueron determinantes al vencer a países como Rusia, Japón o Arabia Saudita, naciones fuertes en el ramo.

ganadores-viena-robots

Los modelos de los alumnos con mayor experiencia en el armado de robots fueron los seleccionados, “tenemos un equipo de trabajo de aproximadamente 200 personas y ahí escogemos los mejores prototipos, quienes tienen mayor experiencia (…) Tengo tres asesores que trabajan directamente en lo que es la selección de quiénes tienen el potencial para ir a cierta justa”.

Además, menciona, ganar este tipo de encuentros no solo representa una motivación para continuar con sus estudios, sino que también se traduce en oportunidades laborales en empresas de reconocimiento mundial y nacional, debido a la calidad y exactitud de los prototipos que presentan ante el mundo.

 

“Hay empresas que están absorbiendo gente que estuvo aquí, Google, por ejemplo, porque en sistemas también se compite (sic), por esta cuestión de los triunfos nos han hablado empresas como Grupo Bimbo y se está haciendo un proyecto con ellos, se está haciendo un prototipo de unos automóviles que se ocupan para repartir insumos en un área de fabricación de piezas; lo que hacen es tomar o entregar el suministro ya terminado pero son robots hábiles completamente autónomos”, refiere Domínguez Hernández.

Los alumnos ganadores de las preseas doradas en el RobotChallenge 2016, Cristóbal de Jesús Calva Díaz y Luis Cortés Hernández, estudiantes de octavo semestre de la carrera de ingeniería en mecatrónica del Instituto Tecnológico Superior de Poza Rica, agradecieron el apoyo de sus familias, maestros, de las autoridades educativas de Veracruz y del secretario de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño Mayer, por la confianza que han depositado en sus proyectos y las becas para estudiar un posgrado en el extranjero que les ofreció la SEP.

La pasión que los hace ganar

ganadores-guadalajara-robots

Cristóbal de Jesús Calva Díaz, quien ganó en la categoría de Microsumo, explica que su pasión por la programación hizo integrarse al club de robótica del Instituto Tecnológico Superior de Poza Rica, en donde 200 jóvenes de todas las ingenierías aplican sus conocimientos, mismos en los que ha destacado. “Participé en un concurso y me empezó a gustar y a gustar y comencé a participar en varios concursos hasta llegar a un concurso internacional y cuando llegamos a un concurso internacional lo ganamos y desde ahí no hemos parado”.

El estudiante que logró reproducir todos los movimientos del deporte japonés en un robot con una dimensión de cinco por cinco centímetros y un peso de 100 gramos, tiene que administrar muy bien su tiempo entre la escuela, el laboratorio de robótica y su trabajo de fin de semana.

En total son seis meses los que tardan, aproximadamente, en armar, programar y hacer que funcione de manera correcta un robot.

Luis Cortés Hernández se coronó en la categoría Seguidor de Línea con su prototipo llamado XF-11. Su pasatiempo favorito es innovar y buscar nuevas alternativas para mejorar sus modelos, puesto que la motivación la encuentra en los buenos resultados que ha obtenido desde que participa en este tipo de competencias “y también el apoyo que nos da la familia, la institución, el gobierno federal, del estado, asesores y maestros de clases, pues nos apoya y nos motiva a seguir adelante”.

El mensaje que estos estudiantes modelo envían a los jóvenes es que se fijen un objetivo, trabajar de manera dura por él hasta alcanzar la meta, lo cual, coinciden, no es una tarea fácil porque esta viene acompañada de diversos sacrificios pero al final será algo que valdrá la pena experimentar.

Semillero de campeones

Además de la justa internacional que se llevó a cabo en Viena, otra delegación, de igual número de competidores, representó al Tecnm en el Congreso Internacional de Sistemas Embebidos y Mecatrónica, que organiza la Asociación Mexicana de Software Embebido y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), que tuvo como sede la ciudad de Guadalajara, Jalisco, en donde ganaron el segundo y tercer lugar en la prueba de Minisumo y tercer lugar en Seguidor de Línea.

Por Rocío Zayas Bonola Agencia Informativa Conacyt

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s